Fuimos unidos por un beso interminable,

nuestras piernas se pelean entrelazadas.

Luego de la batalla, dormimos

refugiados en un abrazo.

La noche siguiente,

busco tu olor en mi cama

como si fuera un sabueso.

Mi pensamiento te evoca,

se estremece mi cuerpo,

te recuerda mi piel.

Anuncios