Es el desconcierto, la incertidumbre, vivís una rutina pero te das cuenta de que todo es tan efímero, tan volátil; como dice la canción de No Te Va Gustar: “todo es tan inflamable”.

Busco mi camino y no lo encuentro. Tengo un trabajo que sé que sólo es temporal, que sólo lo hago por la plata. ¿Y para qué es esa plata? ¿Para viajar? ¿Para irme de este país que una y otra vez me decepciona? Sé que la cosa está jodida en todos lados y que si me voy la vida no se va a volver fácil instantáneamente, pero necesito un cambio.

Hoy viajaba en el subte pensando en todo esto y me puse mal…

Anuncios