Esto lo escribí ya hace un tiempo, pero recién ahora me animé a publicarlo. No se por qué…

La obsesión por una parte

ni chica ni importante

que se repite demasiado

y endurece el corazón.

Te borro de mi mirada,

te destierro de mis ojos,

te cubro con un manto de niebla.

En mi mente ya no sos

ni el recuerdo del amor.

Anuncios