Todavía no decido si este reloj me gusta o no… creo que mitad y mitad. Por un lado, cuando lo encontré era de madrugada, casi silencio total y escuchar como pasaban los segundos era perturbador pero a la vez me calmaba. Y por el otro lado es quedarse frente a una pantalla viendo cómo se te van los segundos pelotudeando. 😛

Anuncios